El polvo del siglo

Si quieres ir al principio de la historia pincha aquí.

Sexo gratis

…. que su batuta se volviera loca. Tuvo que hacer un gran esfuerzo para que todos los instrumentos de la orquesta no se volvieran locos. Tenía que recuperar el control. De él dependía que aquello se convirtiese en un concierto de música clásica o en una canción de death metal. Se paró un momento y la miró a los ojos. Ambos se sostuvieron la mirada durante varios segundos; rozándose los labios. Jadeando. La Sra García se sintió desvanecer y se agarró aún más fuerte al cuerpo de él.

Hubo un minuto más de espera contenida. Ella sintió cómo unos dedos juguetones le abrían los labios, en busca de su clítoris. Seguían mirándose a los ojos. Excitándose con la mirada. De repente, una ola de calor le invadió el sexo y la penetró despacio. Muy despacio. Empezaron a besarse al ritmo de sus caderas. Alternando movimientos lentos y rápidos. Cortos y largos. Ella sintió los latidos del primer orgasmo. Que se sumaron a los latidos del segundo. Que se encadenaron a los del tercero. Y cuando estaba a punto de acabar con el cuarto sintió cómo el caballo del Sr Smith se le desbocaba para dar paso a un quinto orgasmo. Todavía tendría un sexto. En el séptimo, justo cuando él le mordía el pezón derecho, se desmayó.

FIN

Anuncios

16 pensamientos en “El polvo del siglo

  1. Territorio sin dueño

    Jaja que barbaridad! Aquí tenía que terminar yo. Ésto no es lo que yo interpreto como un polvo rápido ¿7? Que alegría hija mía!
    Besos
    Creo que me voy a buscar otros finales, ya puesta…

    Responder
  2. lasdulcineasdelatoscavilla

    Morirse de la risa mientras que te mueres de placer… Buen final, me ha arrancado una sonrisa: “Ella sintió los latidos del primer orgasmo. Que se sumaron a los latidos del segundo. Que se encadenaron a los del tercero. Y cuando estaba a punto de acabar con el cuarto sintió cómo el caballo del Sr Smith se le desbocaba para dar paso a un quinto orgasmo. Todavía tendría un sexto. En el séptimo, justo cuando él le mordía el pezón derecho, ……….se desmayó “

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Todo sea por la felicidad de los que nos rodean y nos leen 🙂
      Gracias por la visita, el comentario y bienvenid@ a mi rincón!

      Responder

Opinar es gratis (precio mínimo garantizado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s