Yo quería hablaros de la playa, no de muertos

Hoy quería hablaros de playas, pero los muertos me persiguen. Quería hablaros del color de las olas y las risas de los bañistas, pero los gritos de dolor son más fuertes.  Quería hablaros de los que se echan vaselina para broncearse, no de familias rotas.

En poco más de una semana casi 100 personas han perdido la vida en el Líbano. Primero la semana pasada, en un atentado al sur de Beirut, en zona controlada por Hezbolá (chiítas), y ayer viernes en Trípoli, dos bombas explotaron con menos de dos minutos de diferencia cerca de dos mezquitas sunitas. Entre una y otras, 4 cohetes fueron lanzados desde el sur del Líbano a Israel, que respondía al día siguiente bombardeando un edificio palestino. Las medidas de seguridad se han acentuado, incluyendo la multiplicación de puntos de seguridad que hace muy pesado desplazarse a ciertas zonas.

Ayer el barrio de Hamra (uno de los sitios de copas de Beirut) estaba desalmado. La gente tiene miedo. Las heridas de las distintas guerras y conflictos están aún por cicatrizar. Quince años de guerra civil (1975-1990); los 16 días de 2006 que duró el pulso entre Hezbolá e Israel durante la operación “uvas de la ira”, unos lanzando cohetes y otros bombardeando; el conflicto en 2007 de Nahr al-Bared, campo de refugiados palestinos, donde se libró la batalla entre la armada libanesa y el grupo Fatah al-Islam (sunitas). Más los atentados que han ido carcomiendo la esperanza de muchos, como el asesinato de Rafik Hariri (primer ministro del país) en el 2005.

Beirut

La opinión internacional está ocupada con el uso de armas químicas en Siria (cuya veracidad ha sido confirmada hace un rato por MSF), que se disputa los titulares con las protestas a favor de los Hermanos Musulmanes en Egipto. Mientras tanto, analistas libaneses hablan de guerra civil. Dicen que lo que pasó ayer en Trípoli les recuerda el principio de aquellos años negros. Ojalá se equivoquen.

Para una extranjera como yo, es fácil mantenerse al margen de la polarización social que caracteriza a este país, los elementos desestabilizadores e intereses financiados por oportunistas extranjeros (Irán, Qatar, Arabia Saudí, Israel), o la política que apenas entiendo. Sólo tengo que dejar de leer y hacer preguntas (de hecho, hay mucha información que no me llega por no hablar árabe). Son muchos los que han elegido esta opción. “Hace tiempo que dejé de ver la tele”, me decía una compañera de trabajo, “estoy cansada de oír siempre lo mismo”. “Lo que tenga que pasar, pasará”, me decía otra amiga libanesa, “yo no puedo hacer nada por evitarlo.”

Me resulta difícil mantenerme al margen de lo que aquí está pasando, aunque no entienda ni papa de política, y mucho menos de religión. Así que mientras intento deshacer esta madeja, seguiré yendo los domingos a la playa, aunque no tenga ocasión para contároslo. Pero no te preocupes, mamá, que tendré cuidado ahí fuera.

Anuncios

35 pensamientos en “Yo quería hablaros de la playa, no de muertos

  1. Dessjuest

    Ten cuidado, eso es lo principal, tener cuidado, nunca estuvieron bien las cosas y en ciertas zonas solo conocen estar mal, muy mal o peor.

    Besos preciosa.

    Responder
  2. redbarcheta1

    No hay que hablar un idioma para saber, que la gente pierde la vida y sufre a ambos lados, mientras los verdaderos criminales se esconden detrás de podios y escritorios , hablando de paz.

    Lástima que la gente no pueda escapar de estos juegos sucios de intereses mezquinos.

    Amiga donde quiera que estés, no dejes de tu ojo crítico, no dejes tu corazón y por sobré todo no dejes la vida.

    Responder
  3. finaperfecto

    Te quiero tanto, que no tengo otra manera de decirtelo, ya me avisaste hayer de que no te comentara sobre esta entrada y no te voy a decir nada! Solo que te cuides mucho vale! Y repetirte un millón de veces que te quiero y sobre todo. Bastante más cerca. Te hecho de menos. Ya hablamos. Siempre cuando tu puedas. Besazos de MUUUUU

    Responder
  4. Nieves

    Joder… Es muy serio esto… Lamentablemente soy de las que ha dejado de ver noticias y aun así me entero de todo, pero no por eso soy inmune.
    Cuidate mucho, muchisimo!!!!

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Imposible escapar a la realidad. Por mucho que te quieras esconder en tu infierno 😛
      Mil besos infernales

      Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Por si acaso y sin acaso que los besos, y mas si son con alas, siempre son bienvenidos 😉
      Un abrazo cruje-huesitos

      Responder
  5. femeniname

    Siento que no nos puedas hablar de las risas, del descanso, de las olas… y sin embargo nos hablas de muerte y miedo, pero ésto nos hace también ver otras realidades y ser conscientes de lo que hay por ahí, por ésto te agradezco que me traigas historias reales de otros sitios que ocurren todos los días y están ahí. Un abrazo y abre los ojos 🙂

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Y yo te agradezco que en tu blog siempre seas tan positiva y nos cargues de energía a los demás.
      Muchos besos.

      Responder
  6. Fedora

    El mundo…¿qué está ocurriendo mientras nos intentamos engañar con bellezas? pero no hay que dejarse arrastrar por la furia de lo terrible. Pasa lo bello al mismo tiempo que pasa lo triste. Sin cerrar los ojos ni ante lo uno ni ante lo otro, intenta cuidarte mucho. Un abrazo fuerte!

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Tu mensaje es pura poesía. Me lo guardo. Por si algún día me da por olvidar tu sabio consejo.
      Gracias.
      Mil besos.

      Responder
  7. micuartodeatras

    Tu entrada hace que los que te seguimos pensemos y hablemos hoy de este conflicto que, como dices, pasa desapercibido estos días por culpa de Siria y Egipto. Nos has dado un toque de atención. Cuídate mucho y disfruta de la playa y de las cosas bonitas cuando puedas. Un abrazo.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Ya ves como han cambiado las cosas en los últimos días. Siria desplaza a Egipto y gana terreno junto con los países que la rodean…
      Un abrazo muy fuerte

      Responder
  8. paulafigols

    Cuídate y cuéntanos lo que ves. Tus relatos son siempre una ventana (o una puerta) abierta para conocer otras realidades. Y ojalá pronto puedas hablarnos de la playa. Un abrazo

    Responder
  9. libelia

    Gracias como siempre por abrirnos los ojos y recordarnos que ahí fuera las cosas están peor y pueden estar mucho peor. Cuidate y cuando puedas vuelve a contarnos de qué color es el viento allí. Abrazo crujehuesitos, querida Amiga. Cuidate mucho!!!

    Responder

Opinar es gratis (precio mínimo garantizado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s