¿Agase qué?

En Ruanda, las cestas Agaseke servían tradicionalmente de contenedores para transportar huevos, judías, carne y otros objetos valiosos, e incluso para guardar alimentos y ropa dentro de casa. Constituían un regalo común en bodas. Después del genocidio de 1994, estas cestas se convirtieron en símbolo de paz. Mujeres hutus, tutsis y twas, se sentaban (se sientan) codo con codo a tejer el futuro del país. Intento imaginarme a qué huele el aliento de la mujer al que tu marido violó, o cuyo hijo asesinó. Personas diferentes. Sentimientos fácilmente transferibles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estas cestas se hacen con fibra de pita o papiro, puesta a remojo durante hasta dos semanas para que se ablanden. Después se machacan con piedras y se dejan secar. Las fibras naturales le dan ese color oro pálido. Se decoran con motivos de colores, normalmente negros, que se consiguen hirviendo en tinte las raíces y semillas de la planta Urukangi o la flor del bananero.

Os dejo un vídeo en inglés por si alguien se aburre y quiere ver el proceso de fabricación de estas cestas.

PD. Las fotos están robadas del Museo Etnográfico de Butare (Ruanda).
Anuncios

25 pensamientos en “¿Agase qué?

  1. Dessjuest

    Está muy mal robar querida, yo preferiría no imaginarme como huelen esos alientos, supongo, que desde la distancia ni idea, que quizá esto sea igual de “voluntario” que lo anterior que nos contaste.

    Besotes.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Pues no me extranyiaria nada que este tipo de cosas fueran “voluntarias forzosas”, porque muchas cosas en Ruanda funcionan asi… Una lastima!
      Un abrazo cruje-huesitos

      Responder
  2. mamuchi

    me gusta mucho el video y la manera que tienen estas personas para elaborar tanta obra de arte ,magnifico trabajo.á como me gustan todos tus trabajos .TQM preciosa muuuuuak

    Responder
  3. Una cabeza sembrada

    Y esas cestas quedan tan tan bien y son tan bien recibidas que al conocer la historia de cómo se hacen una se emocina más todavía del mundo bloguero. ¡Qué bonita historia!
    Besicos enormes enormes y agradecidos y repletos de abrazos.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Puede que la historia sea un reclamo turistico mas, pero a mi me encanta la idea y prefiero pensar que supuso un paso mas hacia la reconciliacion del pais…
      Quedan bien, verdad? Yo me quede con una igualita 😉
      Un abrazo cruje-huesitos

      Responder
  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. Miguel

    Deleitar ilustrando. Pues que “se aga lo ke” se tenga que hacer. Como dice Dess, mientras no sea voluntario a la fuerza, me parece estupendo que encuentren algo que les una y les reconcilie.
    Un abrazo ensancha corazones.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Como le he acabo de decir a Dess, no me queda muy claro que esto no sea un voluntariado forzoso mas de los que se estilan en el pais… como lo fueron los juicios Gacaca, entre otras cosas.
      Un abrazo cruje-huesitos

      Responder
  6. bypils

    Me encanta todo lo que nos vas explicando de Ruanda.
    Muy interesante.
    Las cestas, como símbolo, me parecen una cosa preciosa. Asumo “voluntariedad.”

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Yo tambien asumo voluntariedad. Mas que nada, porque en este caso tambien se mezcla con la necesidad.
      Un abrazo aterciopelado 😉

      Responder
  7. libelia

    Aprendiendo, aprendiendo….qué gusto leerte. Me encanta todo lo artesano y estas cestas son preciosas. Como comentamos en tu anterior post, lo que se hace de forma obligada no ayuda a la normalización, no sé si es buena idea que todas esas mujeres las tejan juntas, aunque quizá en esos corrillos se haya escuchado algún perdón que las haya unido. No sé, pero prefiero imaginar que existen esas pequeñas reconciliaciones íntimas a imaginar a un grupo de mujeres tejiendo juntas con el odio apretándoles el corazón. Besitos, Amigo viajera!

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      A mi me pasa igual que a ti, que creo que el perdon no tiene que ser obligado, porque si no no seria sincero. Pero quiero pensar que el encontrar una actividad economica que las pone a todas en el mismo plano de igualdad, puede ayudar a la reconciliacion.
      Muchos muxus, amiga!

      Responder
  8. Madhu

    They are beautiful! And i hope they gain directly from their labour, and the money doesn’t just fatten some middleman or NGO. Sorry I am too cynical.
    Pssst……I steal pictures too sometimes 😀

    Responder
  9. chelopuente

    Si el trabajo artesano sirve, aparte de su uso habitual, para alejar algún odio y propiciar alguna reconciliación, bienvenido sea. Y si no lo propicia, sigue teniendo el valor del trabajo bien hecho.

    Responder

Opinar es gratis (precio mínimo garantizado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s