La Sema, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Sé como el Sol para la Gracia y la Piedad.
Sé como la noche para cubrir defectos ajenos.
Sé como una corriente de agua para la generosidad.
Sé como la muerte para el odio y la ira.
Sé como la Tierra para la modestia.
Aparece tal como eres.
Sé tal como pareces.

Yalal ad-Din Muhammad Rumi

Derviches

El sufismo es una corriente mística del Islam, que engloba a unos 50 millones de personas de todo el mundo. Su propósito es inspirar una unión entre los seres humanos y Dios, mediante la elevación del alma a unos estadios más avanzados de conciencia. La mayoría de los sufíes están organizados en tariqas u órdenes, que han creado elaborados rituales de recitación, que incluyen danzas destinadas a generar estados místicos que faciliten el camino de los iniciados (muridin) hacia la unión con Dios.

Los sufíes más conocidos a nivel internacional son los derviches de la Orden Mevlevi, que son famosos por sus danzas giratorias que realizan con el acompañamiento de poesía cantada del Mathnawi, la principal obra del fundador de la Orden, Yalal al Din Rumi (1207-1273), uno de los más importantes sabios sufíes de todos los tiempos. Rumi pasó a ser conocido con el nombre de Mevlana (maestro) por sus seguidores porque les enseñó un método de perfeccionamiento espiritual. Este método incluye tres elementos que trascienden las barreras de la comunicación humana: la música, la poesía y el recuerdo. La combinación de estos tres aspectos tiene lugar en la ceremonia de la danza giratoria (Sema).

La Sema, compuesta por siete partes, representa el viaje místico de un individuo hacia Dios. La ceremonia intenta reflejar la naturaleza giratoria de todo lo que se encuentra en la naturaleza, desde las galaxias a los átomos. Mediante la Sema el sufí llega al conocimiento de la Verdad, lucha contra su ego y abraza la perfección. Cuando regresa de su viaje espiritual, lo hace como alguien que aspira a servir con amor y entrega a toda la creación.

A pesar de considerarme una persona poco espiritual y muy escéptica, tenía curiosidad por ver la Sema. El Centro Cultural HodjaPasha, unos baños turcos restaurados de 550 años de edad, tenían pinta de ofrecer un espectáculo de masas. Nos hubiera gustado verlo en la Casa de Dede Efendi, donde parecían venderse mejor, pero aquella noche no había espectáculo. Llegamos después de haber sido timadas en la cena, con el humor agrio y un asiento en última fila. Empezó el espectáculo y, mi mente, lejos de concentrarse, vagaba por el público, deteniéndose en un grupo de jóvenes que no paraba de contarse chistes entre sí y morirse de risa. Cerré los ojos para intentar empaparme de la música sufí pero casi me quedo dormida. El espectáculo me pareció aburrido y monótono. La música, preciosa.

Entrada plagiada descaradamente de: http://www.webislam.com/articulos/27361-la_danza_sufi_de_los_derviches_turcos.html

Texto del vídeo: Los mevlevi son una orden ascética sufí fundada en 1273 en Konya, desde donde se extendieron progresivamente a través del imperio otomano. Hoy, se pueden encontrar mevlevi en muchas comunidades turcas de todo el mundo, pero los centros más activos y famosos de la actividad de la orden están en Konya y Estambul. Los mevlevi son famosos para sus danzas giradoras. Después de un periodo recomendado de ayuno de varias horas, los derviches giradores comienzan a dar vueltas sobre el pie izquierdo en una serie de movimientos de torsión cortos, utilizando el pie derecho para hacer girar sus cuerpos alrededor del izquierdo. El cuerpo del girador ha de ser flexible, debe permanecer con los ojos abiertos pero sin focalizarlos en nada, de modo que las imágenes sean borrosas y flotantes. En sus ceremonias, llamadas Sema, se toca un repertorio musical particular, el ayın. Con una base de cuatro partes de composiciones vocales e instrumentales, es interpretado al menos por un cantante, un flautista (neyzen), un músico que toca el timbal y otro que toca el címbalo. Los bailarines recibían enseñanza durante 1.001 días recluidos en casas (mevlevihane) donde aprendían la ética, los códigos del comportamiento y las creencias practicando el rezo, la música, la poesía y la danza. Después de esta formación, seguían siendo miembros de la orden, pero regresaban a su trabajo y a sus familias. Como resultado de las políticas de secularización, todos los mevlevihane fueron cerrados en 1925. El gobierno turco comenzó a permitir representaciones de nuevo, aunque sólo en público, en los años cincuenta. Las restricciones cesaron en los años noventa. Algunos grupos privados están reestableciendo el carácter espiritual e íntimo original de la Sema. Sin embargo, treinta años de práctica clandestina han privado a las representaciones de una parte de su significación religiosa, ya que la transmisión se ha centrado en la música y en los cantos, en detrimento de las tradiciones espirituales y religiosas. Hoy día, muchas ceremonias ya no son representadas en su contexto tradicional, sino ante un público de turistas, y se han acortado y simplificado para responder a la demanda comercial.

La mejor guía de la ciudad de Estambul: http://planetaestambul.wordpress.com/

Anuncios

23 pensamientos en “La Sema, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

  1. Anónimo

    Precioso cariño me encanta. El baile ya lo conocia pero me sigue gustando ese misticismo suyo, yo creo que al final me tendré que creer lo que decia mi padre que hera mas mora que cristiana jajajajaja. Te QUIERO. Preciosa

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Gracias, Reina Mora. A ver si algún día podemos ver juntas un espectáculo como éste en directo.
      Te quiero, linda.
      PD. El cuadro es una foto que tomé de un póster que vi en una tienda…

      Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Eso pensé yo: para qué escribir sobre algo que alguien describió tan bien antes que yo? 🙂

      Feliz 2013, Carlos!

      Responder
  2. Angela

    Precioso! Desde hace más o menos un año el sufismo está llegando a mi desde diferentes lugares y aunque no tiene nada que ver con él he tenido un despertar espiritual …pero presiento que ambas cosas confluirán en al algún punto de mi vida…
    Gracias por traérmelo tú también 😉

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Yo tengo pendiente leer más sobre el tema. Por curiosidad, sobre todo.
      Dicen que en esta vida las cosas pasan por algo así que estoy segura que tú acabarás atando cabos tarde o temprano…
      Gracias a ti por seguir leyéndome.
      Un fuerte abrazo

      Responder
  3. winnie0

    Te descubro en el nuevo año y me parece interesantisimo lo que cuentas COn tu permiso volveré y seguiré echando ojos FELIZ AÑO y un abrazo

    Responder
  4. Miguel Ángel Otero Soliño

    todo espectaculo turistico siempre crea decepcion yo lleve a mi novia a un espectaculo flamenco en madrid y vamos fue realmente aburrido sin alma, de hecho mi novia quedo decepcionada pero dias mas tardes fuimos a un bar de Cordoba donde el flamenco surgio de forma espontanea y fue impresionante.

    En el caso de los mevlevi al no existir realmente mevlevis ya autenticos con la prohibición de Atatürk, ni siquiera lo son los de Konya, es realmente como ver un arte sin alma. Se trata de una religion filosofica basada en la vida de monasterio, en la convivencia jerarquica, en la música, un modo de vida unico, sin ese tipo de esencia se convierto todo en un grupo de hombres dando vueltas, en un elemento de risa para algunos como tu dices y en algo monotono para otros, si es monotono para ti que eres una persona que le gusta el arte y que eres informada imaginate a los cientos de guiris ja ja,

    Por todo eso siempre intento he evitado este tipo de shows mevlevi en mis visitas a Estambul, aunque nunca dire de que este agua no bebere, prefiero perderme en el cementerio mevlevi del monasterio que tenían en gálata, no se si llegaste a visitarlo?

    Por cierto donde te timaron en la cena? Espero que no haya sido en ningun de los sitios que te recomende.

    Responder
      1. Adwoa Autor de la entrada

        No te dejes engañar, poti poti, que éste es un experto y parte con ventaja (y, si no, pásate por su blog, el que recomiendo al final de mi entrada, y verás) 😉

        Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Si, visité la casa mevleni que me recomendaste. De hecho daban un espectáculo allí mismo esa tarde pero estuvimos bajas de reflejos. Yo estoy segura de que viéndolo en el sitio adecuado, con la ambientación adecuada y con la mente menos activa, debe ser bonito de ver. Creo que la clave está en saber dejarse llevar por la música. En mi caso las circunstancias no acompañaron.
      El sitio donde nos timaron está a la vuelta de la esquina de este centro cultural. No recuerdo el nombre. Ninguno de los que tú me recomendaste. Nos cobraron doble por lo que comimos. Unos sinvergüenzas.
      Fuimos al 360 grados. Unas vistas impresionantes y depende de lo que pidas un poco caro (ya me avisaste). Yo pagué 15 euros por un plato con cuatro ravioli (cuatro contados, te mando la foto si no te lo crees jaja). Pero sólo por las vistas mereció la pena.
      Tengo tu email archivado como oro en paño. Ya sabes, para cuando vuelva, que me quedaron muchas cosas pendientes!
      Un abrazo

      Responder
      1. Miguel Ángel Otero Soliño

        Te hago una lista mas extensa si quieres ja ja, gracias por los piropos no merecidos….yo tengo ganas de ir de nuevo este año como mi novia esta aqui no creo que vaya hasta agosto, que supongo que estaremos alli el mes entero…. el problema de estambul es que es una ciudad relativamente barata, pero a la vez hay sitios tan tan lujosos que son increiblemente caros, especialmente en sultanhmet hay que tener cuidado y siempre hay trampas para guiris como en cualquier otro lugar turisitico es algo que odio… lo de los 4 ravioles a 15 euros me lo creo…

        Responder
  5. dotdos

    Es impresionante… alguna vez los vi en algún documental… ¿te quedaste casi dormida? Debe ser normal. A veces, cuando hago la sesión de relajación en mi trabajo hay personas que se duermen… ¿éxito o fracaso? 😉 Un abrazo

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Pues mira, ahora que lo dices, y pensándolo bien, igual me gustó el espectáculo pero no supe interpretar los signos… Es que a veces son un poco corta de miras 😉
      Un fuerte abrazo

      Responder
  6. asquerosamentesano

    Me da la impresión que esas danzas giratorias son más para realizar que para ver. Y la monotonía, como contar respiraciones o repetir un mantra, debe ser necesaria para acceder a otro estado de conciencia. El turismo es un arma de doble filo: por un lado nos da a conocer experiencias que de otro modo difícilmente conoceríamos; pero por otro lado está en la esencia misma del turismo desvirtuar aquello que nos acerca. Una paradoja más de la vida.
    Un abrazo, Adwoa.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Yo llevo muy mal la monotonía porque el único estado de conciencia al que accedo es al soporífero :mrgreen:
      Pero sí, estoy de acuerdo en que gracias al turismo experimentamos cosas que de otra manera no podríamos… Y así, de paso, podemos criticarlas (o no) 🙂
      Un abrazo cruje-huesitos

      Responder

Opinar es gratis (precio mínimo garantizado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s