Tío Nashaat

Cuando un fantasma te persigue tienes dos opciones: meterte debajo de las sábanas y cerrar los ojos, o salir a su encuentro y plantarle cara. Aseel se encuentra un día con el suyo particular: las circunstancias que envolvieron la muerte de su tío Nashaat, mártir por la causa palestina, en el año 1982, cuando él tenía 5 años de edad. En un viaje hacia sí mismo, Aseel emprende el camino hacia la verdad, que toma diferentes formas dependiendo de las bocas que la modelan. Al final del documental, el tío Nashaat se convierte en un mártir por partida triple, porque su condición de mártir no es puesta en duda en ningún momento.

Sin embargo, a mí lo que me más llamó la atención desde el principio fue la figura del padre de Aseel, que opina que es mejor morir asesinado que de leucemia (hasta la muerte tiene categorías). El documental se cierra con más preguntas que respuestas. ¿Cuál era la relación del padre de Aseel con el tío Nashaat, su hermano? Nos cuenta que tenían una relación muy estrecha y que su padre lo consideraba “el único” (“the one”), pero nos dejan con la miel en los labios. ¿Hasta qué punto estaba involucrado su padre con la lucha anti-israelí de su hermano? ¿Por qué ese cambio brusco de personalidad después de la muerte de su hermano? ¿Por qué, 20 años después de su muerte, todavía se niega a admitir que Nasaat se fue para no volver? ¿Por qué cuando Aseel investiga sobre la muerte de su tío Nasaat, el nombre de su padre aparece en muchas conversaciones? ¿Por qué desaparece (emocionalmente hablando) de la vida de su hijo Aseel, con sólo 5 años, a raíz de la muerte de su hermano? ¿Estaba quizás transfiriendo sentimientos de hermano a hijo? Varias veces se menciona que Aseel se parece mucho a su tío. ¿Por qué su padre decide rencarnarse en él mismo, para convertirse en otro padre, tras el accidente de coche de Aseel? ¿El miedo le arañó las entrañas al ver que casi pierde también a Assel? ¿Se dio quizás cuenta de que ya lo había perdido y que no quería perderlo otra vez? ¿Hay un motivo, aparte de la avaricia, por el que sus propios hermanos le han robado sus tierras?

La enorme sala de cine, con diez asientos ocupados, se me antojó una metáfora de lo que acababa de ver. Me quedé con el sabor de los asientos vacíos, uno por cada pregunta insinuada al aire. Me dio la impresión de que Assel perdió una oportunidad única para explorar la relación con su padre. Para decirle adiós de una vez a todos sus fantasmas. O quizás no. Quizás hace tiempo que los fantasmas se marcharon y esa conversación sí tuvo lugar; pero esta vez le dijo la verdad a su padre y la cámara estaba realmente acabada.

Uncle Nashaat
2011
Dirigida por Aseel Mansour, director palestino-jordano nacido en Bagdad en 1977. Se trasladó a Amán en 1991.  En el 2004 ganó en Jordania el premio al Mejor Director del Año por su película “Alert Guns”. En el 2006 obtuvo el Premio Mención Especial de Cine Árabe por su cortometraje “Little Feet”.

Anuncios

18 pensamientos en “Tío Nashaat

  1. joaquinsarabia

    ¿Acaso en el odio no pueden estar las respuestas a las causas de las enfermedades más crueles?, el odio entre hermanos en una familia puede causar cáncer, creo que es posible.
    ¿y qué bando sufre más cánceres?, el cáncer es un temible enemigo.
    Si ésto se lee con el corazón enfermo por el dolor, puede causas más ira.
    Lejos de ser mi intención, yo sólo odio el dolor y las crueles enfermedades y la maldita guerra.
    Un Afectuoso saludo querida amiga 😉 .

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      A mi también me duele la guerra, aquí, cerca de la primera costilla…
      Un abrazo cruje-huesitos, querido paisano 🙂

      Responder
  2. Angela

    También me he quedado con ganas de verlo ¡Cuántas preguntas! Sigo pensando que la ira, el odio y el miedo mal encaminados nos llevan a lugares que no queremos habitar y que si somos capaces de parar en seco ante esas emociones y convertirlas en acciones positivas la fuerza es abrumadora…pero difícil tarea ¿no?
    ¡Gracias por traernos este documento y tu reflexión!

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Difícil tarea pero no imposible. “Solo” hace falta un poco de voluntad por parte y parte…
      Gracias por tu comentario que también invita a la reflexión.
      Un abrazo

      Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Gracias, Jose Manuel. Bellas palabras viniendo de alguien tan sensible como tu… y si, lo has entendido muy bien, la “verdad”. Como decia nuestro Machado en voz de Juan de Mairena:
      “Tu verdad no; la verdad
      y ven conmigo a buscarla.
      La tuya, guárdatela”
      Un fuerte abrazo

      Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Es un documental. El link que yo he puesto es al trailer asi que no tengo ni idea si se puede ver el documental entero por internet. Yo lo vi en arabe subtitulado en ingles. Mucho me extraniiaria que lo hubieran traducido al espaniol porque es muy reciente pero si de verdad te interesa te lo puedo averiguar. Una amiga conoce al director asi que solo tendria que preguntarselo a el directamente 🙂
      Un fuerte abrazo

      Responder
      1. Territorio sin dueño

        Pues a ver, claro que me interesa, pero subtitulada en inglés, desde luego no hago nada, pensé que quizás podía bajarla, tal vez dentro de un tiempo se pueda, o la subtitulen en español, me encantaría verlo, si es un documental más todavía.
        Muchos besos

        Responder

Opinar es gratis (precio mínimo garantizado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s