Apuntes

Te llamé mil veces pero nunca estabas. Apenas te conocía y, aún así, accedí a dejarte mis apuntes de civil de todo el año. Me dijiste que podía fiarme de ti. Me juraste que me los devolverías. Tus pupilas nerviosas me acabaron de convencer. Estuve mucho tiempo enfadada. Contigo, por mentirosa. Conmigo, por imbécil.  Hasta que, un día, la casualidad quiso que una brisa de verano me soplara al oído que te habías suicidado.

Anuncios

37 pensamientos en “Apuntes

    1. Adwoa Autor de la entrada

      Ya ves, le pasó a un amigo en la universidad… Me puso los pelos de punta cuando me contó la historia.

      Responder
  1. mamuchi

    jo que triste.
    fijate como es la vida,por eso no hay que pensar mal de nadie a menos que te la juegen de verdad.
    requetemuuuuuuuuuuuuuuakas

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Lo siento, mamuchi, pero no te puedo dar la razón. Yo siempre he dicho: piensa mal y te quedaras corta 😀
      Muchos besos babosos asquerosos.

      Responder
  2. dotdos

    Llevo los últimos días escribiendo sobre depresión, manía y suicidio… decido desconectar un poco visitando vuestras casas y me encuentro esta historia… pues nada a seguir currando… ;-P
    Es triste y duro, pero el suicidio está incrementándose de manera alarmante como consecuencia de la crisis. Los medios de comunicación están empezando a romper el “pacto de silencio” sobre el tema… cuando conozcamos la verdad será aterradora…
    Un abrazo!

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Vaya! Cuanto lo siento! En realidad queria haber publicado otra entrada sobre Beirut pero todavia no he tenido tiempo de escribirla 😦
      Me he quedado boquiabierta esta semana que he estado en Espania con las noticias (normalmente vivo desconectada de mi tierra, soy lo peor!). Lo de los desahucios y suicidos me tocado especialmente la fibra sensible.
      Un fuerte abrazo

      Responder
  3. Angela

    Vaya! Breve pero intenso! Me quedo pensando en quien lo vivió y no en quien se suicidó…que sensación más extraña y dolorosa habrá tenido.
    Un saludo y un gusto leerte!

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      jajaja me divierte tu frivolidad, aunque tenga poco que ver con la vida real 😛
      Es una historia basada en un hecho real, como las peliculas de sobremesa de TVE 🙂
      Un fuerte abrazo

      Responder
  4. Miguel

    Llámame insensible, pero a mí, lo primero que se me ocurrió fue que los apuntes debían ser malísimos.
    Y no estoy de acuerdo contigo, es cierto que pensando bien te llevas muchos palos, pero también disfrutas un montón. Si siempre piensas mal, tú te lo pierdes. A mí los palos me han venido por arriba, por abajo y por el centro. ¿Sabes lo que hice? Aprendí a saltar hacia atrás.
    Un abrazo ensancha-corazones.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      jaja ves como eres un mal pensado, aunque te empeñes en hacernos creer lo contrario? 😛
      PD. lo que le he dicho a mi madre es de broma. Yo peco de tonta y tengo tendencia a creermelo todo y, claro, asi tengo el cuerpo… menos mal que aprendi a dominarlo con la mente :mrgreen:
      Me encantan tus abrazos. Aqui te mando uno corta-respiracion

      Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      A veces, es hasta mejor no saber…
      Besos

      Pd. Te puedes creer que WordPress me habia descartado este mensaje como spam? Me muero de la risa jaja

      Responder
  5. joaquinsarabia

    Mi querida paisana, tan lejos y tan cerca, que no sé cómo podré sobrevivir sin tu compañia.
    Pero tranqui, compi.
    Un Fuerte y cari´so saludo, qerida paisana y amiga, 🙂 .

    Responder
  6. Elevalunas

    Vaya, pues en mi caso fui yo el que se quedó con algo de un amigo que se suicidó. Era una cinta de cassette con un par de discos grabados, uno por cada cara. Nunca le dije nada a la familia, no me pareció importante, aunque me quedó cierto remordimiento. Pero luego cada vez que la escuchaba sentía que era como una especie de homenaje y terminaba pensando que la cinta estaba mejor en mis manos. Un abrazo, Adwoa

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Siempre he pensado que debe ser muy duro tener un caso cercano de suicidio. La muerte natural, por enfermedad o accidente se puede justificar (en nuestro dolor) pero la de un suicidio esta llena de hipotesis que le dejan a un@ la boca agria. Siento que tu hayas sido un@ de tant@s que lo ha vivido de cerca.
      Yo tambien hubiera tenido remordimientos, pero me hubiera alegrado de haberme quedado con un objeto personal de mi amigo que me ayudara a conectar con el en la distancia…
      Un fuerte abrazo

      Responder
      1. Elevalunas

        Pues sí, así es, son esa clase de muertes que te descolocan. Aunque no soy creyente (ni crédulo), ni lo era cuando ocurrió aquello, hace muchos años ya, es cierto que la música de aquella cassette me servía para “conectar” con él de alguna forma. Curiosamente había un tema, titulado Faith que encerraba una emoción especial. (Te lo he enlazado por si quieres oírlo, hacia la mitad del tema, cuando se pone a cantar, me ponía la carne de gallina…).
        Otro abrazo fuerte

        Responder
        1. Adwoa Autor de la entrada

          Jo, que acordes mas tristes! Ni que te hubiera dejado la banda sonora de su recuerdo! 😦
          Gracias por compartirlas. Es una canción preciosa.
          Besos

          Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      And some of them are even “more lost” than others… particularly this one as far as I’m aware of haha.
      Thanks for trying all the same. Highly appreciated!

      Responder
  7. Juan

    Sí, pone los pelos de punta la carencia de alma. Casi se adivina un inmenso universo hueco en el lugar donde debiera estar ese alma.

    Responder
  8. losviajesdesaida

    puuuffff. La vida siempre te da lecciones. De qué sirve estar cabreado con alguien ? Solemos pensar en nosotros y nos olvidamos de lo que le puede estar pasando a la otra persona.
    Un besote Adwoa

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Si, a veces nos olvidamos que tod@s tenemos una historia que justifica nuestro comportamiento…
      Un abrazo, Saida (sabes que llevas el nombre de una ciudad del Libano, verdad? O al reves :))

      Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Que no, Manoli, que no has entendido nada, que el que se quedó muerto fue el otro (perdón por el chiste de mal gusto, no he podido evitarlo :?)

      Responder
  9. Pingback: la joven que no volvió a clase | Fragments de vida

  10. blocdejavier

    Imposible no sucumbir ante la mágica contundencia del relato donde una anécdota cotidiana muestra la ingratitud desvelada en la soledad de unos y la indiferencia o ignorancia de otros. No sé si es por ser el último que publicas y me pillaba más fresco pero indiscutiblemente es el mejor (y los he leído todos). Es una delicia que con ilustración y rebautizado he llevado al blog, citando fuente original.
    http://fragmentsdevida.wordpress.com/2012/11/25/la-joven-que-no-volvio-a-clase/

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Muchas gracias, Javier. Siempre me resulta curioso ver las distintas reacciones de la gente que me lee. Vuestros comentarios no dejan de sorprenderme. A veces publico cosas que me gustan mucho personalmente y que no tienen buena acogida (las criticas constructivas son siempre bienvenidas) y, otras publico cosas que no acaban de convencerme (como este microrrelato) y que os gustan mas de lo que hubiera pensado 🙂
      Gracias también por haberme dedicado tu tiempo y haberme dejado un comentario. Bienvenido eres de llevarte lo que quieras a tu casa.
      Felicidades por tu blog. De vez en cuando te visito en silencio 😉
      Un abrazo

      Responder

Opinar es gratis (precio mínimo garantizado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s