Me quedo

Me quedo con el olor a café recién molido, el molinillo rojo y el sabor del grano que me metía en la boca antes de molértelo. Me quedo con la bofetada que me diste aquel día en que te llamé loca de broma. Me quedo con tus calores y la imagen de tu cuerpo en bragas y sujetador mientras cocinabas con un delantal como único vestido. Me quedo con tus mejillas sonrosadas y el brillo de tus ojos. Con el tintineo de tu risa. Me quedo con tu voz incrédula cuando te llamé aquella vez desde Inglaterra y no me creíste. “¡Mentirosa! ¡Que te oigo aquí al lado!”. Me quedo con tu paciencia para seguirnos las bromas. Me quedo con el amor que nos diste. Con tu bondad. Pero también con tu machismo. Me quedo con tus rarezas. Con las escasas historias que nos contaste sobre la guerra civil. Me quedo con el dolor agudo de los meses en que el abuelo dejó de hablarme porque tú le pusiste en mi contra injustamente.

Me quedo con tu voz de agobio cuando querías hacer algo y no podías porque se te había olvidado cómo hacerlo.”¡Ay, no me acuerdo!” suspirabas. Me quedo con aquella vez que decidí sacarte a pasear. Con lo mala que te pusiste sin parar de vomitar. Me quedo con tu cara amoratada cuando te caíste intentando escapar de las garras de la silla de ruedas, y la risa triste que me entró cuando te pregunté qué te había pasado y me dijiste que te habías caído de la moto. Me quedo con tu mirada perdida. Con aquella vez que te pusimos mirando a la ventana para que cambiaras de vistas y empezaste a gritar: “¡Socorro! ¡Socorro! ¡Sacadme de aquí!” Me quedo con tu expresión de mala hostia. Porque ya no te quedaba otra. Me quedo con el sabor a hogar que me regalaste las navidades pasadas, cuando nos reuniste a todos en el hospital. Con los besos aleatoriamente repartidos.

Y me quedo tranquila porque no me quedó ni un te quiero por decirte, ni un abrazo por darte. Me quedo feliz, aunque no llegara a tiempo a tu entierro, porque sé que te fuiste sabiéndote amada. En silencio. Sin dolor. Plácidamente despacio. Me quedo tranquila, porque como no creo en el cielo te llevo en mi corazón. Pero, sobre todo, me quedo tranquila porque sé que estarás bien acompañada.

Dale un beso y un abrazo al abuelo de mi parte.

Anuncios

62 pensamientos en “Me quedo

  1. Territorio sin dueño

    Mala! me has hecho llorar, las lágrimas cayendo encima del teclado mientras escribo.
    Todavía no he sido capaz de escribirle algo así a mi abuela después de 8 años, casi no soy capaz de leer otros sentimientos parecidos a los míos, como los que tu narras, pero están siendo unas lágrimas dulces.
    Un homenaje precioso Adwoa, se transmite todo el amor que le tenías.
    Muchos besos

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Para mí escribir es como una terapia. Hay sentimientos que tengo que poner en papel para poder vivir con ellos.
      …A mi abuelo tardé muchos años en poder escribirle algo (https://lapuertaentornada.wordpress.com/2012/02/19/ayer-te-vi/). Pero se fue de una manera diferente… También era diferente mi relación con él. Más estrecha. Más cómplice.
      Quién sabe! Igual algún día sientes que ha llegado el momento de escribir todos esos sentimientos que tienes guardados. Igual algún día se te rebelan y te piden que los pongas en papel. O igual no. Poco importa.
      Me alegro de que te haya gustado, a pesar de las lágrimas.
      Un fuerte abrazo.

      Responder
      1. Territorio sin dueño

        Estoy escribiendo ahora mismo, me ha dado el siroco después de leerte, pero tengo tal nudo en la garganta que no sé si podré terminarlo. Esto es lo que me da miedo, el poso de melancolía y tristeza que se me puede quedar durante horas, y sigo llorando, es curioso que yo que practicamente no lloro nunca, con ella estuve haciéndolo dos días sin poder parar hasta en sueños en las pocas horas que conseguí dormir.
        Cuando se me pase un poco, me leo el de tu abuelo.

        Responder
        1. Adwoa Autor de la entrada

          Eso promete! Échalo todo y no dejes de escribir. Ya verás como te sientes mejor luego, una vez que se haya pasado la tempestad de tristeza y melancolía. Parece que viviste algo muy intenso y que, después de tantos años, esos sentimientos aún siguen vivos. Lo mejor para hacer las paces con ellos es plantarles clara. Por muy doloroso que nos resulte.
          Un abrazo cruje huesitos…

          Responder
  2. Francesca

    Ufff, me has emocionado. Desgraciadamente nunca tuve una relación tan estrecha con ninguno de mis abuelos, pero me enternezco igual…Que descansen en paz bien juntos…

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Gracias, Francesca. Siento que no tuvieras la oportunidad de poder disfrutar de una relación cercana con tus abuelos…
      Me contó mi hermana que desenterraron a mi abuelo para volver a enterrar sus restos junto a los de mi abuela porque ése era su deseo. Ahora descansan en el mismo nicho. Parece ser que lo de que “y hasta que la muerte nos separe” no tiene por qué ser cierto 🙂
      Un abrazo

      Responder
  3. Angela

    Emocionante…! Sobre todo porque no es ideal, me alegra que no te guste idealizar, es maravilloso! Comparto contigo el gusto por escribir y más en momentos así, una especie de terapia que me ayuda a darle forma o dibujar emociones y sentimientos que a veces no entiendo. Un abrazo y gracias por compartirlo…emocionada que voy. Te sigo leyendo!

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      No es ideal porque la realidad nunca lo es, como bien sabes. Y así hay que aceptarla. Me encanta compartir el gusto por escribir con alguien que lo hace tan bien como tú.
      Gracias por el comentario.
      Nos seguimos leyendo!

      Responder
  4. albertodieguez

    Impresionado, me quedo!!!
    Fantástico. Un torrente de emoción, paso a paso avanzando inexorable hacia lo que se va intuyendo como final triste y no deseado, pero lleno de vida vivida. Un final asumido.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Gracias, Alberto!
      Un final asumido, como tú dices, no deseado pero esperado. El Alzheimer ya estaba muy avanzado y, aunque los que nos quedamos seamos unos egoístas y nos gustara tenerla ahí, ya le hacía falta descansar.
      Alguien le dijo a mi madre que hay personas mayores que dejan de luchar en el momento en el que ya no se sienten necesitadas. Me pregunto si fue el caso de mi abuela…
      Un abrazo.

      Responder
  5. Dessjuest

    Eres una gran niña, si señora, nunca conocí abuelo o abuela, pero seguramente sean seres de lo más especiales, al menos eso es lo que has transmitido, emotivo de narices.

    Besos guapa

    Responder
  6. Adwoa Autor de la entrada

    Hay abuelos de todo tipo. A mí me tocó un poco de todo. De mi abuela paterna me divorcié hace años. Me cansé de alimentar una relación hipócrita. Su marido nos dejó antes de que pudiera divorciarme de él. Pero supongo que también lo hubiera hecho si hubiera tenido la oportunidad. Mis abuelos maternos eran otro cantar y estaba muy unida a ellos… Los echaré siempre de menos.
    Un fuerte abrazo.

    Responder
  7. missmadaboutravel

    Emotivo, precioso, tierno y muy especial… Me has hecho revivir sentimientos y sensaciones parecidas a las mías por la muerte de mi abuelo y de mi abuela paternos. Eran unos soles enormes y nos querían tanto o más que nosotras a ellos. Aun hoy, es muy duro superar su pérdida pero, estén donde estén, siempre los llevaremos en el corazón.

    Gracias

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Gracias, Missmad. Es curioso cómo se reviven sentimientos en historias ajenas a la nuestra. Los abuelos de verdad, no los que sólo llevan el nombre, siempre ocuparán un lugar muy especial en la vida de sus nietos.
      Un fuerte abrazo.

      Responder
  8. agniezka

    A mi también me tocó un día despedir a mi abuela y al igual que tú prefiero perpetuar en mi recuerdo las cosas que me enseñó, con las que me hizo reír, las que demarcaban su personalidad. A un año de su partida sigo disfrutando las cosas que me quedaron de ella.
    Agnyez!

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Y seguro que así seguirá siempre. Hay cosas que nunca se olvidan! Yo sigo acordándome mucho de mi abuelo, que nos dejó hace ya algunos años.
      Un fuerte abrazo

      Responder
  9. paulafigols

    ¡Precioso!
    (No puedo añadir más palabras a un texto tan hermoso y emotivo, que me hace pensar en mis abuelas y en mis abuelos, en los abrazos, las risas, las caras de mala hostia, (también tuve un abuelo que pasó años en una silla de ruedas), las reuniones familiares y las cosas que de verdad importan)

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Muchas gracias, Paula. Me alegro de haber revivido en tu memoria buenos recuerdos de tus abuelos… Yo me los quiero llevar siempre conmigo, a pesar de los años…
      Un fuerte abrazo

      Responder
  10. joaquinsarabia

    Vamos resiste, es sólo un momento, ésto que vemos pasa rápido y ¿qué más dá un poco antes que un poco después?.
    Un Fuerte Abrazo, querida paisana 😦 .

    Responder
  11. yolejos

    Siempre he dicho que hay emociones, sentimientos q no pueden describirse con palabras, porque además es casi imposible encontrar la palabra exacta que describa exactamente lo q estas sintiendo. Sin embargo tu eres un ejemplo de todo lo contrario, o la excepción de la regla. Y para no contradecirme a mi misma, no encontré palabra para describir lo hermoso y profundo de este escrito, que me hizo sentir ese sentimiento tan personal, como algo cercano. Solo decir, que sí, que me emocionó hasta los huesos, pero no lloré, porque está tan evidente tu satisfacción, tu tranquilidad de haberle dado todo el amor y cariño a tu abuela, que “Y me quedo tranquila porque no me quedó ni un te quiero por decirte, ni un abrazo por darte. Me quedo feliz”, no merecía una lágrima, sino la tranquilidad de saber que no le debes nada, porque pudiste darle todos los te quiero, los abrazos cuando de verdad los necesitaba. Un beso amiga, desde lo mas profundo de mi alma. Puedo confesarte algo?, en tus escrito he aprendido a admirarte.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Mil gracias, yolejos, por un hermoso comentario. Todavía más agradecida viniendo de alguien que, como tú, escribe con el corazón y es capaz de moldear los sentimientos más profundos con palabras. Ya lo dije cuando te nominé, tus entradas son pura poesía, aunque no tengan la forma de un poema. También te dije en otro espacio que yo te admiro por tu capacidad de amar. Y lo mantengo.
      Alguien dijo una vez que “los muertos pesan, no tanto por su ausencia, como por lo que entre nosotros y ellos no ha sido dicho”, por eso la muerte de mi abuela no me pesa, porque tuve la oportunidad de dárselo todo en vida. Aunque ya la esté echando de menos.
      Un fuerte abrazo, compañera.

      Responder
  12. enunsorbodecafe

    Y yo aquí en un sorbo de ese café con el que te quedas… Te ofrezco mis mas sinceras condolencias y una pronta resignación… Sabiendo que ahora ella estará en donde lo desee tu corazón 😦

    Besos,

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Un día te dije que, aunque no me gustaba tomar café, me encantaba su olor. Me pregunto si eso está asociado con los años en los que le molía el café a mi abuela…
      Muchas gracias, “sorbito”, me encantan las tazas de café que me tomo contigo.
      Un fuerte abrazo

      Responder
  13. olga

    que bonito hermana jodo…lo acabo de leer otra vez y aquí me tienes llorando..de pena por haberla perdido y de alegría porque ahora está donde quiso estar siempre desde que el abuelo se fue, con el…que guapa era la jodía y cuanto se hizo de querer…
    Sólo un inciso, hay un comentario en el que dices “Mis abuelos paternos eran otro cantar y estaba muy unida a ellos…” te querías referir a tus abuelos maternos no paternos. los paternos nunca existieron para nosotr@s.

    Te Quiero mucho hermana, tienes un gran don para escribir y saber transmitir sentimientos acompañados de imágenes en nuestras cabezas…besitos preciosa.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Qué bueno que a ti también te haya gustado, mana! Sí que la vamos a echar de menos, sí… aunque los últimos años se hubiera convertido en otra abuela a la que estábamos acostumbrad@s por culpa de su enfermedad…
      Ya he corregido el comentario. Gracias.
      Y gracias también por leerme.
      Y me encantó volver a verte, aunque nos reuniera esta triste noticia. Qué pena que no pudieras quedarte más… Te echo de menos 😦
      Te quiero miles.

      Responder
      1. olga

        jo no me digas eso que me pones triste…:( si es una pena si no haber podido podido disfrutar mas juntas, pero es lo que tiene tener que depender del dinero para poder pagar…a ver si la próxima podemos disfrutarnos mas ! yo también te echo de menos preciosa mana mayó (nesa) y siempre te leeré mientras sigas escribiendo !! siempre orgullosa de ti !!!!

        te quiero cientos de miles.

        Responder
  14. Chus Gutiérrez

    Hola Raquel, hace mucho que no te leía del tirón. Siempre busco mejor momento porque tú te lo mereces y nunca acaba de llegar. Me alegro que la excepción allá sido esta. Siento mucho lo de tu abuela. Me he emocionado leyendote. Mi abuela materna murió cuando yo era muy pequeña y no me acuerdo de ella. Y mi abuelo materno algunos años más tarde pero él vivia en el pueblo y entoces no era fácil ir. Mis abuelos paternos para mí fueron poco más que los padres de mi padre. Siempre he añorado esa relación como la que tu narras. Por alguna razón habrá sido así el destino.
    Me alegro de todos tus buenos recuerdos, ahora doloroso, y en nada un tesoro que ha ayudado a que seas tan estupenda.
    Muchos besos de vaca y abrazos de oso. Prometo utilizar mejor mi tiempo y seguirte de cerca

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Hola, Chus! No sabes la alegría que me da saber de ti. Yo sé que estás muy liada así que no pasa nada si no me lees. Y aunque no estuvieras ocupada también te disculparía. No hay obligación de leerme y cada uno emplea su tiempo en lo que le da la gana. Sólo faltaría!
      Pero gracias por haber dejado tu huella en este rincón. Ver tu nombre me arrancó una sonrisa de oreja a oreja.
      Como he dicho más arriba a mí me tocó un poco de todo: unos abuelos maternos que hubieran dado la vida por nosotros, que nos adoraban y a los que adorábamos, que se dejaban hacer de todo (siempre jugábamos a disfrazarlos); y unos abuelos paternos que pasaban de nosotros como de comer mierda (con perdón de las mierdas).
      Siento que tú no hayas tenido la oportunidad de tener una relación más estrecha con los tuyos pero, conociéndote, estoy segura que has estado (y estás) rodeada de mucho amor. Al final, poco importa de dónde venga ese amor.
      Más besos de vaca y abrazos de oso.
      Cuídate mucho.

      Responder
  15. Alterfines

    A mí me pasa lo contrario que a ti, que no recuerdo a mi abuelo materno (mi abuela materna falleció dando a luz a mi madre…) y sin embargo, sí he tenido mucha relación con los paternos. Con una curiosidad espacio-temporal, y es que mis padres se están convirtiendo en un calco de éstos; cuando estuvieron echando pestes durante mucho tiempo de la mala vida que le dio mi abuela a mi abuelo tras quedarse en silla de ruedas por no haber querido hacer la rehabilitación tras una operación de cadera… Ahora, con 88 (mi padre) y 85 (mi madre) son exactamente iguales a cómo eran mis abuelos, hacen las mismas cosas que les echaron en cara, etcétera. Cosas de la vida, en una familia claramente longeva, eso sí; esperemos que me toque algo de eso jjj

    Muy bonito el recuerdo (crítico, a veces) hacia tu abuela. Olga tiene razón: tienes un don para escribir. Un abrazo (del animal que quieras, menos de pato).

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Siempre me ha parecido curioso como, conforme nos vamos haciendo mayores, vamos repitiendo comportamientos de nuestros progenitores, incluso los que, como tú dices, criticábamos. Supongo que es ley de vida y que no es tan fácil evitarlo. Yo lo intento pero no sé si lo conseguiré jaja.
      No me cabe duda de que durarás muchos años. Bicho malo nunca muere :mrgreen:
      Me gusta recordar a las personas como lo que fueron, con lo bueno y con lo malo, porque es precisamente eso lo que las hace personas.
      Un fuerte abrazo patoso 😛 y un par de groinch groinch

      Responder
  16. gloria

    El corazon me late tan fuerte que hasta creo que se me va a parar…es precioso…yo me quedo con los recuerdos y con lo que me preguntaba cada vez que me veia: ” nena¿ y tu de donde eres?…siempre la llevare en mi corazon.Un beso y un abrazo muy fuerte.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Qué bueno tenerte por aquí, patatilla ;)! Me alegro de que te haya gustado. Yo estoy segura de que ella se fue llevándote también en el corazón.
      Se te echa de menos.
      Muchos besos y abrazos, preciosa.

      Responder
  17. Marta

    Hermosas evocaciones de tus abuelos. Aceptándoles como eran, demuestras que les amabas.
    Un abrazo!
    Pd. Está guapísima en la foto, con esa sonrisa.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Gracias, Marta. Mi abuelo se marchó hace ya diez años y todavía lo echo de menos. Mi abuela no será la excepción. Nos dieron mucho amor (y algún disgusto jaja).
      Un fuerte abrazo.
      Pd. Mi abuela era muy risueña…

      Responder
  18. Libelia

    Me has removido el sentimiento, he viajado con tus palabras a lo largo del tiempo poniendoles caras diferentes, me ha dolido, pero también me ha emocionado sacar a la vez, de las habitaciones que ocupan en mi corazón, a todos mis ascendientes. Como ves, sigo viajando contigo, aunque sea a través del tiempo. Gracias y abrazo de oso polar (aunque que empieza a llegar el frío.)

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Me encanta viajar contigo, compañera.
      Hay sentimientos que son universales. Cambian las personas y las circunstancias pero los sentimientos, son los mismos.
      Un abrazo de oso peludo. Fuerte. Muy fuerte.

      Responder
  19. meim0

    Me ha removido otro tanto este calido texto tuyo.
    Preciosa manera de despedirte de un ser tan querido.
    Gracias mil; me há reconfortado tanto leerte
    (me recuerda mucho a mi madre;
    se nos fué este mismo año)
    Besitos

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Me alegra leer que has encontrado bienestar en esta entrada. Yo la escribí llorando, pero feliz.
      Siento la pérdida de tu madre… Te mando un abrazo cruje-huesitos.
      Gracias por tu comentario.

      Responder
  20. MartinaPez

    Ese hasta luego con el que me acabas de abrigar el alma…

    Ya lo siento, querida. Sin conocerte apenas lo siento mucho. Mucho ánimo.

    Responder
  21. mamuchi

    cariño mio, que pena no poder expresar así los sentimientos que yo siento de mi propia Madre y a su vez de mi Padre,eres lo mejorcito que tengo sin querer herir a ninguno de tus hermanos@ pero es que tienes un don especial para la narrativa y unos sentimietos muy puros. te acabo de leer para poder llorar agusto sin que tu me vieras……. gracias y millones de gracias por como eres TQM.tu vaca prefe.
    Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuak

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Mamitina preciosa, no se trata de expresar sino de sentir. Y en lo que a sentimientos se refiere a ti no te gana nadie. Así que de pena nada… Todos tus hij@s somos diferentes. Ni mejores, ni peores, solo diferentes.
      Ojala lo hubieras leído conmigo allí para poder haberte dado un abrazo!
      Te quiero infinitomillones. Muuuchos besos de vaca.

      Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      No todas, por desgracia. Ya he dicho alguna vez que mi otra abuela, si hubiera un concurso de brujas, la echarían por abusona jaja.
      Gracias y un abrazo.

      Responder
  22. Adwoa Autor de la entrada

    Thank you, Madhu. It was weird last weekend to speak to my mum over Skype and having to stop myself from asking “how’s nan doing?”

    Responder

Opinar es gratis (precio mínimo garantizado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s