La llorona

Como nunca me hizo bien llorar, le abrí una media sonrisa a una esquina de mi corazón para ir guardando las lágrimas que los besos nunca secarían. Con el galopar de los años, el llanto se me fue desbordando por las comisuras del alma, acariciando el dolor a su paso, igual que araña el rocío los pechos silvestres en las noches de invierno. Un día, a la hora de la verdad, se me encharcaron los pulmones y me morí de pena.

Anuncios

31 pensamientos en “La llorona

  1. Territorio sin dueño

    Joder Adwoa, y te quedas tan pancha, así, cuatro frasecitas y tanta belleza junta, yo que necesito tropecientasmil para decir lo que quiero.
    Repito, que texto más bello, y no suelo utilizar esa palabra casi nunca.
    “se me encharcaron los pulmones y me morí de pena” que preciosidad, a más de una que no lloramos nunca cualquier día nos pasa, bueno, yo a veces de repente y sin venir a cuento, dos veces al año me desbordo como una presa y libero, menos mal.
    Muchos besos

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      jaja muchísimas gracias, Inma. Me alegro de que te haya gustado! Yo soy de las que siempre se aguantan las ganas de llorar, incluso cuando estoy sola. Con los años me he ido relajando pero sin pasarme :/ Siempre me he dicho que el no llorar no puede ser bueno para la salud pero nada, me sigue costando horrores. No me haré un auto-psicoanálisis aquí, aunque podría, pero una de las razones es que, efectivamente, cuando lloro, luego me siento peor.
      Un abrazo cruje-huesitos.

      Responder
      1. Territorio sin dueño

        ay, ay! que lo he sentido el abrazo, estos son de los que molan. Otro para ti pero sin crujidos, más que nada porque soy una debilucha y no tengo fuerzas suficientes, lo suplo con un besazo.
        Añado que no soporto a la gente llorona, pero creo que a veces es bueno descargar un poco, yo me siento mejor mientras lloro, cuando termino, pues estoy igual que cuando empecé pero con dolor de cabeza y los ojos hinchados.

        Responder
        1. Adwoa Autor de la entrada

          Aceptamos besazo como animal de compañía 🙂
          A mi me fastidia mas la gente que llora para conseguir lo que quiere (cuantas veces habré oído decir a un hombre que no soporta una mujer que llora y que es capaz de darle cualquier cosa para que pare!)…

          Responder
  2. Miguel

    ¡Ay de mí llorona, llorona, llorona llévame al río! El que no sabe de amores, llorona, no sabe lo que es martirio!
    Un beso.

    Responder
  3. Nergal

    Hostia muy….. me gusta y mucho.
    El final algo brusco. Y como soy de dar un poco por donde la espalda pierde su casto y sensual nombre y por continuar con el charco….
    “Un día, a la hora de la verdad, se me encharcaron los pulmones dela mar de agónica lagrimas y la pena me llevo en su brazos”
    Por ejemplo.
    Un saludo

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Gracias, Nergal! El final brusco es intencionado. Ademas quería jugar con las palabras para que “encharcarse los pulmones” y “morirse de pena” adquirieran otro significado. En el final que tu propones la muerte no llega de sopetón, mas bien la contrario. Supongo que depende del efecto que queramos darle al relato.
      A mi me parece mas brusco el salto de la penúltima a la última frase. Creo que me falta algo que haga la transición entre una y otra un poco mas fluida…
      Un fuerte abrazo

      Responder
  4. joaquinsarabia

    En que pocas palabras han cabido muchas lágrimas quizás demasiadas para un alma tan atribulada, sí, asi es, una persona puede morir de pena y dolor de amor.
    Muy bello texto poético, enhorabuena.
    Un Abrazo, querida amiga 😦 .

    Responder
  5. Adwoa Autor de la entrada

    Lo mejor es deshacerse de las lagrimas en cuanto asomen para que el dolor se haga mas llevadero… o puede que no, que se yo!

    Un caluroso abrazo, paisano

    Responder
  6. yolejos

    No quiero repetir, pero es cierto. Tienes el Don de con pocas palabras escribir cosas hermosas y profundas. Será porque escribes desde y con el alma, solo el alma produce tan hermosas palabras. Un beso

    Responder
  7. Dessjuest

    Es que ya empezamos mal, el título no es apropiado, “la llorona”, si no llora y por eso la casca, hay que saber llorar como hombre lo que no pudiste hacer como mujer, que dijo uno antes de la guerra.

    Pero aun queriendo encontrarle pegas al asunto hay que reconocerte que el texto es muy bonito, yo si uso esa palabra, no como Inma la suya, pero en ocasiones que lo merecen 😀

    Besos.

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Estoy de acuerdo en que el titulo presta a confusion pero, entre tu y yo, es que no se me ocurria otro y queria darle al boton de publicar, que si me pienso mucho las entradas se quedan olvidadas en el cajon de la mesilla de noche que no tengo.
      Me alegro de que, a pesar del enganio, te haya gustado.
      Un fuerte abrazo.

      Responder
  8. INSOMNE

    Acertado, al sátrapa de Picasso le va mejor Chabela que Joan Baez.
    En cuanto a las lineas qué decir, muy sentido, hasta con aire lorquiano me atrevería a decir
    Salu2

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      No conozco la version de Joan Baez pero la buscare… Lo del aire lorquiano me ha deshecho el peinado 🙂
      Un abrazo

      Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      No creas, que yo a veces tambien me enrollo de lo lindo y tengo que dividir las entradas en varios episodios para no espantar al personal jajaja
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un fuerte abrazo!

      Responder
  9. MartinaPez

    Fantástico. Fantástico, fantástico. Te lo digo con la música de Chavela de fondo y con ese nosequé que me has dejado en el cuerpo. 🙂

    Responder
  10. alterfines

    Lope de Vega dejó escrito que “no hay en el mundo palabras tan eficaces, ni oradores tan elocuentes como las lágrimas”. Así que un microcuento basado en ellas, a la fuerza ha de resultar intenso. Si se le añaden, con toda intención, una pizca de pena, un par de llantos y algo de dolor, convenientemente macerado, la “cocinera” logra un guiso de los que acongojan.

    Eres una maestra, y no precisamente del suspense 😉

    Responder
    1. Adwoa Autor de la entrada

      Muchas gracias, Alter. Y tu si que eres un maestro! (del suspense, se entiende) 😉

      Muchos besos pre-fin de semana (para mi jeje)

      Responder

Opinar es gratis (precio mínimo garantizado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s