Si hubiera sido un perro…

Si hubiera sido un perro me habría pasado toda la noche aullando. Si hubiera sido un perro no habría hecho falta preguntarles a los otros perros por qué aullábamos porque habría entendido los aullidos, los ecos de los aullidos y las respuestas a los aullidos. Si hubiera sido un perro, esta mañana los aullidos de los animales de dos patas no me habrían dejado dormir. Pero como no soy un perro, los augritos de mis vecinos me acorralaron durante el desayuno, me secuestraron la carne del pecho y me escalaron la espina dorsal, vértebra a vértebra, hasta perforarme la nuca como un estoque.

Los hay que creen que los “africanos” están tan acostumbrados a la muerte que la pérdida de un ser querido no les produce dolor. Es mentira.

Anuncios

Opinar es gratis (precio mínimo garantizado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s